Vivimos en un entorno social, cultural y comercial lleno de estímulos sonoros y  visuales que se entretejen con la tecnología.  Uno de los resultados que se van perfilando como un fenómeno global   es una vida más orientada hacia fuera.  La interioridad es el terreno individual, donde cada uno libra sus propias batallas afanándose por  construir el sentido de la vida. Esta tarea deja a muchos en el intento.Tenemos metas que nos llevan muy lejos de nosotros mismos. Perdemos el camino de regreso a lo fundamental que somos nosotros situados en un espacio y un tiempo, en un cuerpo  desde donde todo es vivido, leído y sentido.  Conocemos en realidad muy poco de esto que somos.   Olvidamos que somos sal y luz de la tierra. Olvidamos poner sabor a la vida, olvidamos vivir desde la luz de nuestra verdad.  Nos olvidamos de la verdad que es el propio Dios que nos habita, que nos llena, que nos ha creado.  Olvidamos que somos criaturas con una finalidad en este mundo.

El Cepa nace como un Centro de Comunicación Pastoral preocupado  con la creación de espacios y recursos para que este viaje personal nos libere de tantas cosas e ideas que obstruyen el encuentro pleno con el Señor.

Te recomendamos conocer el sitio REZANDO VOY