La Iglesia hoy necesita crecer en la capacidad de discernimiento espiritual.

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/_kltPXgh8Vw?rel=0″ frameborder=”0″ allow=”autoplay; encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

De todo lo que oímos, de todo lo que nos llega, tenemos que aprender a distinguir lo que nos pide Cristo. Para eso es necesaria una buena formación basada en el discernimiento de la voz del Señor.

“La Iglesia hoy necesita crecer en la capacidad de discernimiento espiritual. Hay muchas maneras de emplear bien la vida poniéndola al servicio de los ideales humanos y cristianos. Fuimos creados por Dios por amor y para amar. Necesitamos “leer desde dentro” lo que el Señor nos pide, para vivir en el amor y ser continuadores de esta su misión de amor. El tiempo en el que vivimos nos exige desarrollar una profunda capacidad para discernir… Discernir, de entre todas las voces, cuál es la voz del Señor, cuál es la voz de Él que nos conduce a la Resurrección, a la Vida, y la voz que nos libra de caer en la “cultura de la muerte”. Recemos juntos para que toda la Iglesia reconozca la urgencia de la formación en el discernimiento espiritual, en el plano personal y comunitario.”

Por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración – http://www.oraciondelpapa.net).

La corrupción no se combate con el silencio. Video del Papa

Cerrar los ojos ante la corrupción que nos invade no sirve de nada. Si queremos acabar con ella, con esa corrupción que causa tanto daño en el mundo, mirémosle a la cara y hablemos claro, como hace el Papa Francisco.

“¿Qué hay en la raíz de la esclavitud, del desempleo, del abandono de los bienes comunes y la naturaleza? La corrupción, un proceso de muerte que nutre la cultura de la muerte.

Porque el afán de poder y de tener no conoce límites.

La corrupción no se combate con el silencio.

Debemos hablar de ella, denunciar sus males, comprenderla para poder mostrar la voluntad de hacer valer la misericordia sobre la mezquindad, la belleza sobre la nada

Pidamos juntos para que aquellos que tienen un poder material, político o espiritual no se dejen dominar por la corrupción.”

Video del Papa

Pidamos por todos ellos para que, en los países asiáticos, los cristianos, como también las otras minorías religiosas, puedan vivir su fe con toda libertad.

Papa Francisco – Enero 2018

En el variado mundo cultural de Asia la Iglesia afronta muchos riesgos y su tarea resulta aún más difícil por el hecho de que constituye una minoría.
Estos riesgos, estos retos son compartidos con otras tradiciones religiosas minoritarias a las que nos une un deseo de sabiduría, verdad y santidad.
Cuando pensamos en los que son perseguidos por su religión, vamos más allá de las distinciones de rito o de confesión : nos ponemos del lado de los hombres y mujeres que luchan por no renunciar a su identidad religiosa.
Pidamos por todos ellos para que, en los países asiáticos, los cristianos, como también las otras minorías religiosas, puedan vivir su fe con toda libertad.